Sorogain

Hayedo de Sorogain

El lugar perfecto para ir a pasar el día. Puedes hacerte la comida en sus merenderos y disfrutar de agradables paseos.

Este espacio natural, muy boscoso, es el escenario de las marcas del ganado del valle y del lado francés. Sorogain es un magnífico enclave donde parece que el tiempo se ha detenido. Una extensa alfombra verde rodeada de hayas, robles y montañas, coronadas al fondo por el majestuoso Adi, que con sus 1.459 m parece desempeñar el papel de eterno vigilante de un paraíso donde el frondoso bosque, el prado y el río conforman un paisaje inolvidable. Aquí nace el río Erro, que, atravesando el valle al que da nombre, recorrerá más de 40 km antes de desembocar en el Irati.
Sorogain dispone de un área recreativa y un bar restaurante (que cierra los meses de invierno), en un entorno de gran belleza acondicionado con mesas, bancos y asadores de piedra. En verano, es de los pocos sitios habilitados para hacer fuego en sus merenderos.


EXCURSIONES

Además de la ascensión al Adi, en el entorno tienes excursiones fáciles, como el Enclave Natural Hayedo de Odia, que atraviesas en la subida al Adi y al Iturunburu, y otros senderos balizados como:

  • Hayedo de Sorogain: un recorrido familiar de apenas 1,8 km y escaso desnivel. Se parte cerca del Bar Restaurante. Ver ruta paso a paso
  • Senda megalítica de Sorogain: asciende en recorrido lineal hasta el collado de Aztakarri y permite contemplar abundantes dólmenes y crómlech. 9,1 km. Descender por el mismo itinerario o coger la paralela GR12 a escasos metros. Ver ruta paso a paso
  • Sendero Sorogain-Urepel: itinerario exigente de unos 20 km que baja a esta localidad de la vertiente francesa de Sorogain, y vuelve, en parte, por carretera o paralelos a ella. Guardar fuerzas para el retorno, pues es claramente cuesta arriba.
  • GR12 o Senda de Euskalherria: etapa desde Urkiaga hasta el vecino Burguete.

Puedes acceder fácilmente a este enclave de Sorogain desde nuestras casas asociadas de LINTZOAIN y de BIZKARRETA-GERENDIAIN, situadas a muy pocos kilómetros.


Compartir: