Condiciones de reserva

Según la normativa del Gobierno de Navarra, las condiciones de funcionamiento y reservas son las que siguen. No obstante, es mejor preguntar en cada caso las propias normas del establecimiento elegido.

Adelanto: Se podrá pedir una anticipo o señal para hacer efectiva la reserva. El importe padrá alcanzar hasta un 40% del total.

  • Si la reserva se anulara con más de 7 y menos de 15 días de antelación, el propietario podrá retener el 50% del importe en depósito.
  • Si la anulación se comunica dentro de los 7 días anteriores al señalado para la ocupación, quedará a disposición del propietario la cantidad recibida en concepto de señal.

Horarios: Si no se pacta otra cosa, se entenderá que el alojamiento deberá estar disponible para su ocupación a las 17 h. Del día establecido. Igualmente se entenderá que el cliente deberá abandonarlo antes de las 12 h. del día fijado para su marcha. Así mismo, si los clientes, sin previo aviso, no llegan antes de las 20 h. del día señalado, se entenderá anulada la reserva, salvo que previamente se concrete entre el cliente y el propietario una hora posterior.

Precios: Las tarifas que aparecen en esta página están actualizadas y llevan cargado ya el I.V.A. Los precios de la estancia incluyen el alojamiento, uso de toallas y sábanas y uso de los servicios de calefacción, agua y luz. Luego, cada establecimiento ofrecerá servicios y otros usos con sus precios correspondientes.

Cunas: El uso de las cunas es gratuito, aunque no todas las casas disponen de ese servicio.

Pagos: En las casas rurales enteras, el coste de la estancia será pagado a la llegada de los clientes: en las demás, según criterio de los propietarios.

Fianzas: En las casas rurales enteras se puede pedir una cantidad de dinero en concepto de depósito que responderá ante correcta utilización del establecimiento. En caso de producirse algún desperfecto su coste será descontado de esa cantidad.

Limpieza: En las casas rurales enteras la limpieza corresponde a los clientes durante su estancia. En las de habitaciones, la limpieza es responsabilidad de los propietarios.