Disponibilidad

Este es el calendario de disponibilidad de la Casa Rural Txikirrin II:

Número de plazas: 10 + 2. Consultar.

General

Casa Txikirrin tiene casi 140 años, pero ¡quién lo diría! Renovada y en un marco natural incomparable encontrarás lo que deseas para una estancia que querrás repetir. Ideal para grupos.

Hora de entrada

Flexible

Hora de salida

Flexible

Información

Construida sobre una casa del año 1875, recientemente restaurada en estilo rústico-moderno. Tiene mucho encanto y la decoración está muy cuidada.

Dispone de 5 habitaciones dobles, 3 con cama de matrimonio (2 con baño incorporado) y 2 de 2 camas y un baño. Tiene cocina-comedor-salón con balcón y TV de plasma. A otra altura tiene un salón de 36 m2 con TV - DVD Home Cinema y amplia colección de películas en DVD.

En el exterior dispone de barbacoa compartida con la CR Txikirrin III que se encuentra en la parte baja del edificio.

Observaciones

Abierto todo el año.

Datos contacto

Dirección: 31671 Hiriberri/Villanueva de Aezkoa (Navarra)
Responsable: Mª Luz Elizondo
Teléfono 1: 948 76 40 74
Teléfono 2: 678 446 185
E-mail: info@txikirrin.com
Web: www.txikirrin.com
Nº Registro turismo: 00292

Características / Extras

  • Familias
  • Grupos
  • WiFi

Otros

Hay juegos de mesa, palas y raquetas para el frontón que se encuentra cerca de la casa.
Valoración media: Aún no hay valoraciones

Aún no hay valoraciones

Comentarios de nuestros huéspedes

Aún no hay valoraciones

Valora esta casa




Hiriberri / Villanueva de Aezkoa

Hiriberri / Villanueva de Aezkoa

Hiriberri ejemplifica a la perfección el pueblo tradicional aezkoano. Recogido en un paisaje de ensueño, en el corazón del Pirineo navarro. Calles empedradas, tejados inclinados y cuatro hórreos que nos hablan de modos de vida antiguos.

A pesar de su nombre (Hiriberri significa en euskera “pueblo nuevo”), Villanueva de Aezkoa es uno de los de mayor solera del valle. De hecho, aquí se encuentran las casas más antiguas, fechadas en el siglo XVI. Su estampa es preciosa y muy característica, a los pies del monte Berrendi (1.351 m), cuyo horizonte dibuja uno de los extremos de la Sierra de Abodi y pone el límite sur a la Selva de Irati.
Un lugar donde conviven los grandes pastos salpicados de vacas pirenaicas con los bosques de hayas y robles. Un entorno que invita a disfrutar y pasear por cualquiera de los senderos balizados. Una curiosidad. A sus vecinos se les llama “katedratikos”, por la tradición de construir unas pequeñas sillas de madera llamadas “katedrak”, que se usaban para sentarse junto al fuego en el invierno.

DISFRUTA DE…

CUATRO HÓRREOS

Los hórreos eran pequeñas edificaciones elevadas respecto al suelo, muy propias de climas húmedos, que se utilizaban para proteger el grano del agua y los roedores. De los 22 que se conservan en Navarra, 15 se encuentran localizados en el Valle de Aezkoa. Y, de estos, 4 podemos verlos en Hiriberri: Elizondo, Reka, Portal y Jauki. Están declarados Bien de Interés Cultural.

UN PASEO POR EL PUEBLO

El pueblo tiene un origen medieval. Disfrutaréis de sus casonas de piedra y sus portadas, con bellos escudos sobre los dinteles. La más monumental de todas, con sus arquerías, es Casa Arrese. Merece la pena una parada en la iglesia de San Salvador, gótica del siglo XIV, a la que se añadió una capilla barroca en el XVII. En el interior destaca su retablo romanista y un imponente crucificado gótico del siglo XIV.

MIRADOR INTERPRETATIVO

En el año 2010 se habilitaron 14 miradores interpretativos con mesas panorámicas en lugares estratégicos de la Selva de Irati. Uno de ellos se encuentra aquí. Con un solo vistazo nos ofrece pistas sobre la orografía del terreno, la historia, los hórreos, las casas aezkoanas (construidas en piedra y madera, con tejados de fuerte pendiente para hacer caer la nieve), la artesanía del boj o la fauna propia del lugar.

LA RESERVA NATURAL DE TRISTUIBARTEA

Se encuentra en el término municipal de Hiriberri/Villanueva de Aezkoa, en la ladera norte del monte Petxuberro. El nivel de desarrollo que alcanza su bosque de robles y una rica biodiversidad hacen que tenga un valor natural inmenso.

PARA MÁS INFORMACIÓN:
www.aezkoa.net
www.hiriberri-villanuevadeaezkoa.es


El tiempo en los próximos días:

Pronóstico de Tutiempo.net

Mapa localización



[su_row] [su_column size="1/2"]

[/su_column] [su_column size="1/2"] Distancias de algunas capitales desde Pamplona/Iruñea:

Desde Barcelona: 459 Km
Desde Bilbao/Bilbo: 226 Km
Desde Logroño: 153 Km
Desde Madrid: 448 Km
Desde S.Sebastián/Donostia: 153 Km
Desde Vitoria/Gasteiz: 169 Km
Desde Zaragoza: 231 Km

Para averiguar tu ruta exacta en coche pulsa AQUÍ e introduce tu localidad de partida. [/su_column] [/su_row]

Servicios

Servicios disponibles en Hiriberri/Villanueva de Aezkoa:

  • Bar/Restaurante
  • Ruta 1

    SL-NA55 Pettuberro o Mirador de las Brujas

    Sendero local Pettuberro en Hiriberri Aparcaremos en las cercanías del Ayuntamiento y subiremos pronto hacia la parte alta del pueblo, buscando siempre las calles que se dirigen al oeste, a mano izquierda. Pronto dejaremos atrás la clásica subida al monte Berrendi para pasar al lado de una lápida vieja del siglo XIX en memoria de dos vecinos que fallecieron por hipotermia y agotamiento por nieve a escasos metros de casa.

    Al llegar a la altura de una nave agraria, dejaremos el GR 11 que estábamos llevando y seguiremos las marcas del SL-NA55 bien conservadas, pues se han limpiado y mantenido, como casi todos los veranos, por parte de este modélico Ayuntamiento que cuida este tipo de infraestructuras deportivas. En un cruce, veremos el edificio del antiguo molino ya abandonado. Pasaremos el barranco de Mendurrupea casi sin apreciarlo y, siguiendo por terreno despejados alcanzaremos un prado particular, por el que atajaremos en la bajada, y ya entraremos de lleno en el hayedo de Ilintxeta que puebla esta cara norte del monte hasta la misma cima.

    Ya en el hayedo, nos encontraremos en los límites de la Reserva Natural de Tristuibartea o Ariztibarrena. Siguiendo un bonito y estrecho sendero, pero bien mantenido, alcanzaremos un cruce clave a la altura de la Fuente de Holazeina. A pesar de que el sendero continúa recto, nosotros giraremos poco antes de la fuente siguiendo las marcas verdes y blancas y afrontaremos los tramos más empinados en una gran S para alcanzar por fin la zona rocosa de la Peña y, con cuidado, llegar a la cima marcada por un mojón y un palo. Esta peña ejerce de privilegiado mirador, pues es el único punto del Valle de Aezkoa desde el que se ven los nueve pueblos que lo componen. Un nombre más reciente se ha impuesto en los últimos años como Mirador de las Brujas, haciendo referencia a que sería un lugar donde estas personas realizaban sus akelarres.

    Volveremos por el mismo itinerario. Ya en el pueblo callejearemos, olvidándonos del SL, para fotografiar alguno de los magníficos hórreos que pueblan sus calles.


    Descarga del track GPSDESCÁRGATE EL TRACK GPS

    Longitud: 4,6 km Desnivel: 228 m Dificultad: acceso final a cima estrecho (una peña)



    Más info

Tabla de precios

Precios (€)Temporada altaTemporada baja
Semana850 €850 €
Fin de semana390 €390 €
Noche adicional120 €120 €
OtrosSi el grupo es de 12 personas pueden alquilar una habitación aparte

HIRIBERRI/VILLANUEVA DE AEZKOA

Hiriberri
Hiriberri ejemplifica a la perfección el pueblo tradicional aezkoano. Recogido en un paisaje de ensueño, en el corazón del Pirineo navarro. Calles empedradas, tejados inclinados y cuatro hórreos que nos hablan de modos de vida antiguos.

A pesar de su nombre (Hiriberri significa en euskera “pueblo nuevo”), Villanueva de Aezkoa es uno de los de mayor solera del valle. De hecho, aquí se encuentran las casas más antiguas, fechadas en el siglo XVI. Su estampa es preciosa y muy característica, a los pies del monte Berrendi (1.351 m), cuyo horizonte dibuja uno de los extremos de la Sierra de Abodi y pone el límite sur a la Selva de Irati.


Un lugar donde conviven los grandes pastos salpicados de vacas pirenaicas con los bosques de hayas y robles. Un entorno que invita a disfrutar y pasear por cualquiera de los senderos balizados. Una curiosidad. A sus vecinos se les llama “katedratikos”, por la tradición de construir unas pequeñas sillas de madera llamadas “katedrak”, que se usaban para sentarse junto al fuego en el invierno.